5 consejos para que tus hijos vivan libres de deudas

21 Mar 2018

Fomentar la cultura del ahorro entre los más pequeños de la casa no es fácil, pero trabajar en familia puede ser la clave y motivación para que aprendan a cuidar y ahorrar el dinero.

De acuerdo con la encuesta “Bienestar económico y actitudes sobre la toma de decisiones financieras 2017” de Provident, principal proveedor de préstamos personales a domicilio en México, y GfK, compañía líder en investigación de mercados, 76 por ciento de los mexicanos consideran que tomar un programa de educación financiera ayudaría a tus hijos a administrar mejor sus recursos en el futuro.

Ante este escenario, Provident sugiere cinco consejos para que enseñes a tus hijos el hábito del ahorro.

Establezcan metas en común

Para que se sientan motivados a ahorrar pueden establecer una meta común y acordar alcanzarla con la participación de los ahorros de ambas partes.

El objetivo a alcanzar puede ser algo que guste y emocione a los niños, como comprar una bicicleta o algún artículo que realmente les atraiga y que requiera de un periodo de ahorro.

Dales dinero semanal o mensual

Al asignarles una cantidad de dinero de manera periódica, es muy importante que les comuniques claramente que el objetivo de hacerlo es que aprendan a administrarse, es decir que aprendan a afrontar los gastos necesarios y evitar aquellos que no lo son.

Enséñales jugando

Existen juegos de mesa como Turista o Monopoly, que les ayudarán a observar y entender cómo es que se puede gastar, perder o incluso ahorrar dinero.

Haz una lista de gastos

Crea junto con ellos una lista de los gastos que suelen hacer durante la semana.

Con este ejercicio ellos podrán concientizar cuánto dinero gastan, en qué lo usaron, si fue necesario hacer esos gastos o no o si se pudieron haberlo gastado de mejor manera. Pueden vincular el tema presupuestal con la meta de ahorro que acordaron cumplir.

Predica con el ejemplo

Este tal vez sea el consejo más difícil de seguir, pero es el más eficiente.

Deja que tus hijos vean que ahorras, que no compras por comprar.

Con el tiempo notarás que cuanto más ordenado seas financieramente, dejarás de vivir al día y tus posibilidades de salir de deudas serán más fáciles, y con ello, obtendrás una mejor calidad de vida y tus hijos aprenderán buenos hábitos financieros.

Quizá una última recomendación, pero que te ayudará a pasar tiempo de calidad con tus hijos es armar su propia alcancía, lo cual podría motivarlos a decorar algún recipiente, como un bote de leche, una lata o incluso una botella de refresco.

Puedes ayudarles a personalizarla con imágenes que sean de su agrado.

  1. Juntos fijen y alcancen una meta de ahorro.
  2. Enséñales a dar seguimiento y relevancia a los gastos.
  3. Muéstrales a administrar los recursos que reciban periódicamente.
  4. Practiquen y refuercen lo aprendido con juegos.
  5. Sé el buen ejemplo a seguir.
Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS