60% de niños y adolescentes tienen problemas para dormir

09 Jul 2015

Alrededor del 60% de los niños y jóvenes en México enfrenta problemas de sueño debido al creciente uso del celular y tabletas. Actualmente los niños del país pasan hasta ocho horas diarias en el uso de estos dispositivos electrónicos o frente al televisor y los adolescentes hasta once horas al día , reveló el especialista en endocrinología pediátrica, Oscar Flores Caloca.

Señaló que la luz emitida por este tipo de aparatos es nocivo para la salud de las personas en sus primeras etapas de vida porque provoca alteraciones en e la hormona del crecimiento.

“El uso de aparatos electrónicos, como celulares, tabletas, videojuegos y la televisión, es parte del estilo de vida de los niños y jóvenes; sin embargo, la luz que producen estos objetos altera notablemente el ciclo del sueño”, aseguró.

El especialista de la Sociedad Mexicana de Endocrinología Pediátrica advirtió que “desafortunadamente es una situación que ha ido creciendo mucho en estos últimos años y creemos que así va a seguir”. Mencionó que los niños requieren de dormir entre nueve y once horas al día; los jóvenes de ocho a nueve horas, esto para lograr un adecuado desempeño de sus hormonas del crecimiento.

Detalló que «la secreción de la hormona del crecimiento depende de la edad, de ahí la importancia de mantener fuera del alcance de los niños, celulares, tabletas, computadoras, videojuegos y otros aparatos que puedan afectar el proceso de conciliar el sueño”.

“Los niños con ciclos de sueño alterados no producirán niveles de hormona de crecimiento necesarios para su desarrollo, lo que puede desencadenar problemas de estatura y talla baja, entre otros”, indicó. En situaciones extremas, los niños y jóvenes reflejan comportamientos de violencia, abuso de drogas, bajo rendimiento escolar y se duermen durante las horas de clase.

El experto criticó que muchos padres y madres de familia le entregan a sus niños muy pequeños los teléfonos celulares para que se tranquilicen, sin saber que esa exposición de luz es muy peligrosa para su desarrollo futuro.

También recalcó la importancia de tener fuera del alcance de los niños los celulares, tablets y otros aparatos que puedan alterar el sueño, lo cual repercutirá de manera negativa en su crecimiento. Igualmente sugirió vigilar los hábitos de sueño de niños y jóvenes para identificar cualquier alteración, así como inculcarles siempre una alimentación sana y realizar todos los días algún tipo de ejercicio.

Agencia:
Fuente: Vanguardia

RELACIONADAS