Atraca CFE a tamaulipecos, cobra al «tanteo»

29 Jul 2018

Abusos en cobros por lecturas mal realizadas, pegan en el bolsillo de usuarios de Tamaulipas, que además subsidian la luz barata que se distribuye en otras entidades del país

Las mediciones de temperatura mal hechas y una ubicación geográfica administrativa fuera de la realidad, resulta en que los usuarios del centro de Tamaulipas terminen subsidiado a municipios del centro y sur del país, que están más alejados de los centros de generación de electricidad y no tienen las condiciones de sequedad y calor que hay en esta entidad.

Además, la Superintendencia de la CFE de Electricidad no realiza las lecturas y cobra sobre estimaciones que año con año incrementan consumos que no existieron, y jamás abonan la indemnización por las constantes caídas de potencia, con lo que incumplen con Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica y su Reglamento.

Según las tarifas de la Comisión Federal de Electricidad en esta capital la temperatura media en verano es de 30 grados, además para el cálculo de los costos de generación, trasmisión y distribución se le considera en la Sierra Madre Oriental y no en el resto de Tamaulipas.

Además, al calcular los costos domésticos, no bonifican las constantes fallas de potencia y la superintendencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Victoria, en los últimos meses no realiza todas las lecturas, aproximadamente a la mitad de los usuarios les cobran sobre un estimados, así que quienes no se quejan, pagaron de más.

Las tarifas eléctricas para Tamaulipas pero especialmente para el centro de la entidad, son resultado de que donde mapea la CFE a Victoria y de las mediciones de temperatura de la Comisión Nacional del Agua, la cual fija las temperaturas medias.

Pero además hay muchos fenómenos de corrupción en ambas comisiones, en la CFE facturando de más en forma constante, además de no dar debido mantenimiento a las líneas, lo que hace que al bajar el voltaje suban los consumos, sin que el monopolio de la electricidad en México asuma el deber de absorber esos costos, como manda la Ley y su Reglamento.

“ARTÍCULO 40 (…) dentro de las condiciones normales de operación, por acto u omisión imputable al suministrador, se originan cambios súbitos en las características del suministro, excediéndose las tolerancias permisibles en tensión o frecuencia, y con ese motivo se causarán desperfectos en instalaciones, equipos o aparatos eléctricos del usuario, el suministrador estará obligado a reparar el daño físico directo ocasionado o a indemnizar al usuario por el importe de dicho daño”, dice el reglamento.

En estos cambios de tensión, que frecuentemente exceden del margen que la Ley le permite al monopolio eléctrico, que es de más o menos 10 por ciento, debe incluirse el hecho de que los consumos que cobra CFE son mayores debido a constantes bajas de tensión.

Además, en estos casos de baja de tensión o de incrementos por arriba del 10 por ciento, la vida de los aparatos eléctricos se acorta y esto debería ser pagado por la Comisión, lo cual también es un deber incluido en la Ley del Servicio Público de Energía y en su reglamento.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y la CFE acomodan en cuanto a su consumo al centro de Tamaulipas, incluida Victoria, entre ciudades del centro del país, que llaman Golfo Centro, las cuales a excepción de algunas de la Huasteca Potosina no tienen las mismas condiciones de calor en verano.

Pero el desorden no solamente es en un servicio deficiente sino incluso en una administración mal hecha, por ejemplo, la Cenace y la CFE instalan a la región de Victoria en el zona del Golfo Norte, junto con todo el estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, cuando se trata de demanda neta máxima.

Pero las mismas comisiones del Ejecutivo Federal ponen a Tamaulipas en una zona con características tarifarias distintas, como si en Victoria y municipios aledaños hiciera menos calor que el la frontera tamaulipeca

El estudio de la “Metodología de cálculo y ajuste de las tarifas finales del suministro básico”, realizado por la Comisión Reguladora de Energía, muestra que se cobra a los municipios del centro de Tamaulipas, cargos por transmisión y distribución al mismo nivel que a lo que atropelladamente llaman Golfo Centro.

La CFE considera que las condiciones de temperatura, lejanía de los centros de generación y dificultades de mantenimiento fueran las mismas en el centro de Tamaulipas que en la mayor parte de los municipios de San Luis Potosí, del norte del estado de Veracruz, de los municipios de Hidalgo, Querétaro, Guanajuato, Zacatecas y Doctor Arroyo, Nuevo León.

Por eso los municipios tamaulipecos de Abasolo, Aldama, Altamira, Antiguo Morelos, Burgos, Bustamante, Casas, Ciudad Madero, Cruillas, Gómez Farías, González, Güémez, Hidalgo, Jaumave, Jiménez, Llera, Mainero, Mante, Méndez, Miquihuana, Nuevo Morelos, Ocampo, Padilla, Palmillas, San Carlos, San Nicolás, Soto la Marina, Tampico, Tula, Victoria,
Villagrán, Xicoténcatl, se engloban en Golfo Norte.

¿Fraude eausuarios?
La Comisión Federal de Electricidad defrauda a sus usuarios primeramente al aplicar las tarifas en forma equivocada, al suministrar menor tensión y con ello obligar a mayor consumo, y al no incluir como componentes de la tarifa la lejanía de los centros de generación de electricidad, la cantidad de horas de calor por día y la sensación térmica,
pues de todos esos factores resulta la necesidad de un usuario de utilizar más o menos energía.

La temperatura media que utiliza la CFE como base para fijar la tarifa es sólo un promedio obtenido entre las temperaturas máximas y mínimas de cada día y posteriormente un promedio de estas desde el punto donde la Comisión fijo el inicio del verano, hasta donde lo terminan.

Hace más de 20 años los reclamos de cambio de tarifa que ha hecho Tamaulipas se topan con las llamadas temperaturas medias que determina el Servicio Meteorológico de la Comisión Nacional del Agua y que son simples promedios de temperaturas tomadas, manejadas y analizadas solamente por ellos, sin transparencia alguna.

El llamado subsidio de Verano, la toma CFE desde el 12 de abril hasta el 30 de septiembre, para el caso del centro de Tamaulipas regulado con la Tarifa 1C, pues consideran que esta es la temporada calurosa y monitorean las temperaturas desde tres estaciones ubicadas en zonas altas y de las cuales solamente transparentan datos históricos para una, según la cual las medias histórica en el verano de la CFE van de un promedio de 24.3 de abril a 28.7 grados en julio.

Estas temperaturas que no coinciden con las reales, resultan de que el Servicio Metereológico instalado en una de las partes más altas de la ciudad, documenta que en junio las mínimas históricas en promedio son de 16.2 grados y la máxima de 40.9 grados centígrados. Por lo tanto promedia 28.55

Un termómetro instalado dentro de una casa tipo en el centro de Victoria registró desde el 15 de julio al 27, temperaturas de 28 grados mínimas en promedio y máximas de 42 en promedio.

Los mapas para junio pasado del SMN marcan para el centro de Tamaulipas temperaturas máximas promedio cercanas a los 40 grados y mínimos en los 22.5 5 a 25 grados. Lo que da una temperatura media superior a los 31 grados.

DATOS

Cobran en base a los estimados
En los últimos meses la Superintendencia de la CFE en Victoria ha dejado de leer una gran cantidad de medidores y cobran la electricidad con base a estimados que sumando el excedente cobrado en cada recibo, dejan muchos millones de pesos a favor del monopolio eléctrico.

Al no realizar lecturas y emitir los recibos con estimados, alegando que no se pudo realizar la lectura y con ello cambia kilowatts caros por kilowatts baratos, incumplen los deberes que les marca la ley.

La mayor parte de los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad, que hasta el momento es la única empresa facultada legalmente para vender la electricidad al consumidor final, no saben leer los intricandos recibidos de electricidad y no notan que en forma frecuente lo que se les cobra no es el consumo sino un “estimado”.

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS