Aumentan «chocolates» por cierre de garitas

30 Nov 2014

Con el cierre de las garitas que conectan a las fronteras con el interior de la República, muchos vehículos estadounidenses han ingresado al interior sin ser revisados por ninguna autoridad.

La desaparición de las garitas fronterizas, que inició hace un año y concluyó el pasado 12 de septiembre, fue para facilitar el libre tránsito de pasajeros y del comercio, pero no exime de permisos.

Sin embargo, el decreto presidencial ha sido aprovechado por vendedores de autos usados para internar las unidades a través de los cruces fronterizos a México.

Por lo menos así ha ocurrido en la exgarita aduanal y fiscal del kilómetro 30 de la carretera Reynosa-Monterrey, donde aunque los soldados resguardan las instalaciones, las instrucciones que tienen son vigilar el lugar, no de revisar autos o personas extranjeras.

Testimonios de comerciantes que tienen sus negocios en esta garita, revelan que el retiro de las aduanas ha incrementado el cruce de vehículos al País por este punto.

“Se están dando vuelo, desde que se supo, están pase y pase”, aseguró una persona que tiene un negocio en la garita Aduanal de Reynosa.

“Sí he visto que pasan muchos, ya nadie los revisa, y pues se van, quién sabe si traen permiso, no creo”, dijo otra persona que vende sus productos en el sitio.

Sin embargo, pese al retiro de esta garita, personal de Migración señala que existen otros filtros de revisión por parte de la Policía Federal, unos 100 metros adelante de la exgarita, en territorio de Nuevo León.

Un agente de esta dependencia, explicó además que los federales tienen facultades de parar vehículos o personas sospechosas, revisar documentos, regresar a extranjeros si no traen permiso migratorio, o bien,  detenerlos y decomisarles el automóvil si no portan fianza de internación de la Dirección General de Aduanas.

Con esto coincidió César Hernández Cardoso, administrador de la Aduana de Ciudad Juárez, quien señaló que la Policía Federal puede asegurar las unidades que sean detectadas sin permiso de internación, y ponerlas a disposición de la Procuraduría General de la República, para luego remitirlas a la Aduana más cercana.

El embargo de vehículos puede ocurrir en cualquier ciudad mexicana, dijo.

Hernández Cardoso afirmó que el ingreso de vehículos de forma ilegal a México se ha incrementado debido a que mucha gente ha confundido el beneficio del libre tránsito.

“Mucha gente ya no tramita su permiso de internación, entonces los agarran allá cruzando la franja fronteriza y obviamente el vehículo está ilegal”, mencionó.

“Hay mucha gente que se ha ido sin el permiso y pues obviamente es una causal allá de embargo en el interior de la República”, dijo.

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS