Cumplir deberes notariales, meta clave para el 2018

29 Dic 2017

“La designación del tutor sólo será válida si se hace ante un notario o juez familiar”

Si quiere empezar el año sin pendientes es importante cumplir con deberes jurídicos como la escrituración de propiedades o la elaboración de su testamento.

En este sentido, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano advierte de cinco rubros jurídicos de los cuales debería ocuparse a la brevedad.

1. Escritura de inmueble. La única forma en la que tenemos la certeza jurídica de una propiedad ante terceros es la escrituración de nuestros inmuebles. No hacerlo es peligroso debido a que los contratos privados y los poderes notariales no son soluciones a largo plazo y conllevan riesgos para el comprador.

2. Testamento. Este documento se otorga de manera formal ante notario público, y en él se expresa de manera clara cómo quiere distribuir sus bienes al momento de su muerte. “Algo mucho más importante que los bienes son los hijos; si tiene hijos menores de edad debe designar en el testamento a el o los tutores, es decir, las personas que serán responsables de su cuidado y educación en caso de que falte”, advierte el Colegio.

3. Busque asesoría antes de adquirir una propiedad. Si en sus propósitos para este 2018 está comprar un bien inmueble es importante solicitar la asesoría de un notario antes de realizar la compraventa. El notario le podrá confirmar aspectos básicos del inmueble como que el vendedor del inmueble sea realmente el dueño, si es único dueño o debe obtener el consentimiento de otras personas para venderlo, que no exista un juicio testamentario inconcluso y que la propiedad no tenga una hipoteca.

Asimismo, el notario revisará la situación jurídica del inmueble y tramitará las constancias que acrediten que el inmueble está libre de gravámenes y al corriente en el pago de sus contribuciones, como son el Predial y el agua.

4. Realice el documento de voluntad anticipada. Este documento, que se redacta ante notario público, permite manifestar de forma libre y consciente su decisión sobre la forma en que quiere ser tratado médicamente ante enfermedades terminales y accidentes, liberando a su familia de esa responsabilidad.

5. Tutela Cautelar. Este es un documento que te permite designar a un tutor para que, en caso de caer en una incapacidad natural y estar imposibilitado para tomar decisiones, se encargue de su persona y patrimonio respetando su voluntad.

“La designación del tutor sólo será válida si se hace ante un notario o juez familiar”, refiere el Colegio.

Agencia:
Fuente: El Economista

RELACIONADAS