Da clases en una casa a más de 80 niños

25 May 2018

"No teníamos dinero para meterlo a una escuela especial y fue que supimos que el maestro daba clases, cuando lo trajimos no sabía ni las vocales, pero aquí aprendió muy bien y terminó la primaria"

Desde hace 13 años el maestro Esteban Gómez Vera tiene como misión impartir clases a niños de preescolar y primaria que no son aceptados en otras escuelas o bien que sus padres no pueden realizar los pagos que se requieren en las instituciones educativas.

Fue un 1 de septiembre del 2005 cuando el profesor Esteban decidió abrir su propia escuela, el Instituto Perseverancia Educativo, en la colonia Balcones de Alcalá, a  fin de atender a esos niños “rechazados” a fin de que no se quedaran sin educación.

Gómez Vera señala que actualmente atienden a 80 niños quienes cursan preescolar y primaria.

Mencionó que gracias a que cuenta con el apoyo de tres maestras, los niños reciben todas las asignaturas que se imparten en otras instituciones educativas.

“Los niños aprenden a leer, escribir, sumar, en fin llevan las materias que corresponden a cada grado escolar”, explicó.

El espacio de una pequeña casa habitación adaptada, no es suficiente y se dividen en varios turnos para poder enseñar.

“Niños de determinado grado están sentados hacia el norte; los de otro grado al sur y otros más en la parte media”, agregó Gómez Vera.

Pese a las carencias, tanto las maestras como él, tienen por objetivo dar clases a esos niños.

“Aquí recibimos a todos los niños, los que pueden hacer una aportación de cien pesos por familia la hacen y los que no, no pasa nada, nuestra misión es enseñarles, que no estén expuestos en las calles”, argumentó.

A 13 años de estar operando hay alumnos que actualmente estudian en la universidad o incluso algunos que ya se recibieron de alguna carrera profesional.

“Para avalar la educación de nuestros estudiantes, le pedimos a una escuela que nos apoye con la documentación ya que estamos con los trámites para adquirir nuestra clave escolar ante la Secretaria de Educación“, explicó.

Esteban Gómez solicita a las autoridades y a la sociedad en general que los apoyen, ya que carecen de mesa bancos, pizarrones, abanicos y algunos arreglos en la modesta vivienda.

Recordó que la población en edad escolar es elevada en dicha zona, pues iniciaron hace 13 años con 115 niños.

Víctor Felipe Cristóbal, de 16 años, actualmente estudia contabilidad. Fue uno de los fundadores del instituto.

Su madre recuerda que presentaba problemas de lenguaje, por lo que no era aceptado en ningún jardín de niños, ya que le recomendaban que fuera a una escuela especial.

“No teníamos dinero para meterlo a una escuela especial y fue que supimos que el maestro daba clases, cuando lo trajimos no sabía ni las vocales, pero aquí aprendió muy bien y terminó la primaria”, dijo la mamá de Víctor Felipe, quien tiene una niña actualmente en preescolar.

Agencia:
Fuente: El Mañana

RELACIONADAS