Desconcierto y júbilo entre los inmigrantes tras el discurso de Obama

22 Nov 2014

"Antes del muy esperado discurso del jueves, las reacciones ya eran contradictorias"

Los eventos que los activistas organizaron para ver el discurso sobre inmigración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, supuestamente serían un festejo.

Sin embargo, Felipe Diosdado dijo que no sentía muchas ganas de sonreír el jueves por la noche, aunque el nuevo plan de Obama le dará la oportunidad de evitar la deportación y encontrar un trabajo mejor.

La Casa Blanca estima que casi cinco millones de personas se beneficiarán del nuevo decreto de Obama. Sin embargo, eso representa la mitad de los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país, dijo Diosdado.

Antes del muy esperado discurso del jueves, las reacciones ya eran contradictorias, incluso entre los millones de personas a las que el anuncio afectó directamente.

El plan del presidente de pasar por alto al Congreso es una maniobra controvertida que ha irritado a los líderes republicanos, quienes afirman que Obama está excediéndose de sus facultades constitucionales. El anuncio recibió críticas de aquellos que quieren una reforma extensa y suscitó la oposición de sus detractores, quienes consideran que es una amnistía injusta que recompensa a quienes violan la ley.

Después del discurso, no parecía que cediera la confusión respecto a lo que ocurrirá después. En un mitin afuera de la Casa Blanca hubo ovaciones. Algunas personas parecían desconcertadas; otras, jubilosas.

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS