Detienen a probable responsable de masacre en San Fernando

31 Mar 2015

La Policía Federal cumplimentó ayer lunes la orden de aprehensión girada en contra de uno de los probables responsables de la muerte de 72 migrantes, perpetrada en agosto de 2010 en el municipio de San Fernando, Tamaulipas.

El mandamiento judicial fue girado por el Juzgado Segundo de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el estado de Tamaulipas, en contra de José Guadalupe Reyes Rivera, por quien la Procuraduría General de la República ofrecía recompensa.

Reyes Rivera fue aprehendido en un taller mecánico ubicado en la colonia Camino al Pueblo, municipio de Ciudad Victoria, Tamaulipas, y trasladado de inmediato al Centro Federal de Readaptación Social número 3, localizado en el municipio de Matamoros, donde fue internado y quedó a disposición del Juez de la causa.

Matanza de San Fernando, otro episodio negro de la “guerra contra el narco”

La primera masacre de San Fernando —porque hubo otros asesinatos masivos el año siguiente, con más muertos aún— fue un crimen cometido supuestamente por Los Zetas entre el 22 y 23 de agosto de 2010, en el ejido de El Huizachal del municipio tamaulipeco de San Fernando (México). Los 72 ejecutados, 58 hombres y 14 mujeres, fueron en su mayoría inmigrantes provenientes de Centro y Sudamérica, asesinados por la espalda, para posteriormente ser apilados y puestos a la intemperie.

Las primeras investigaciones señalan que fueron asesinados porque luego de ser secuestrados, no pagaron el dinero que les exigían para dejarlos libres y también se negaron a formar parte del grupo criminal. Para el 8 de octubre de 2010, se habían reconocido 50 de los 72 cuerpos, 21 hondureños, 14 salvadoreños, 10 guatemaltecos,6 un ecuatoriano, y 4 brasileños.

Un ciudadano ecuatoriano, quien denunció el hecho ante las autoridades cercanas, había sido reconocido como el único sobreviviente de la matanza, aunque el día 1 de septiembre fue revelada la existencia de otro testigo hondureño,10 y cuatro días después, otro de nacionalidad salvadoreña,11 aunque las autoridades mexicanas aseveran que no existe evidencia de que fue testigo de los hechos

Agencia:
Fuente: La Jornada

RELACIONADAS