Poker de Ases

19 Jul 2021

Sergio Lara

El tlatoani de la izquierda

 

La llegada de Morena a la política nacional parecía inmejorable para la corriente de izquierda en el país, otro partido llegaría a sumar sufragios y liderazgos para un cúmulo de partidos que en conjunto se habían vuelto la segunda fuerza electoral del país.

En 2006 ese grupo conformado por el PRD, PT y Convergencia –hoy movimiento ciudadano- logró el 35.33% de los sufragios para la elección de Presidente de la República, era Andres Manuel el candidato idóneo, pero los resultados le dieron el segundo lugar, siendo Felipe Calderón el vencedor de aquella contienda cerrada, pues ganaría con el 35.89% de los sufragios.

En 2012, el mismo grupo, con Convergencia vuelto Movimiento Ciudadano, volvería con López Obrador a la contienda, nuevamente quedarían en segundo lugar, obteniendo 31.59% de los sufragios, contra 38.21% de los obtenidos por el PRI-PVEM, quienes se llevarían la silla presidencial.

Al poco tiempo, AMLO dejaría al Sol Azteca, fundando su nuevo partido, Morena. El PRD fue el primero en decir que el nuevo partido de Andres no les traería problemas, PT y Movimiento Ciudadano pensaron lo mismo.

Sin embargo, los resultados dijeron lo contrario, Morena obtuvo 8.39% de los votos en el proceso electoral 2015, el PRD 10.87%, MC 6.09%, y el PT 2.89%, AMLO había silenciado a la izquierda nacional, su partido no buscaba ser satélite de un Sol Azteca en plena caída, la fuga de Cardenas y Ebrard, además de los problemas al interior, lo dejó sin poder. En el D.F. Se demostró, Morena obtuvo 23 curules, mientras que el PRD se quedó con 19.

Dias después el PT entraba en crisis, perdería el registro partidario, pues no había reunido el 3% de los votos, necesario para mantenerse vivo. Hoy sus líderes buscan fusionarlo con el PRD, para al menos seguir dentro de la política, ya no como instituto, ahora como parte de un Sol Azteca que aun no entiende que sin su padre y su hijo pródigo correrá la misma suerte que su hermano menor, el PT.

Hoy, es claro que AMLO debe estar en la mesa de negociación con el PRD y MC, esto si los últimos pretenden llegar caminando al 2018. Si la realidad es otra, queda cantado el destino de los mismos.

El factor Morena parece la cuna de un nuevo inicio para la izquierda, toda vez que el Sol y Movimiento Ciudadano no se renovaron, la muestra es evidente, el D.F. esta casado con la izquierda que da resultados, no con el PRD.

¿Qué hacer con AMLO? Es la gran pregunta.

¡Excelente jueves! Escríbeme: adrianla93@gmail.com

Twitter: @SergioLa93

Facebook: Sergio Lara