Escasean policías, van por siete mil

18 Jun 2018

Existe una rigurosidad en exámenes de Control y Confianza

A pesar de ser Tamaulipas uno de los estados más violentos de México, el estado sólo cuenta con una fuerza policial de poco más de 2 mil 900 agentes, por lo que enfrenta un déficit de más de 7 mil agentes que no han podido reclutar a pesar que se ofrecen atractivos sueldos.

Las autoridades se propusieron como meta que al término de su gestión, el Estado contaría con una fuerza policial de 10 mil elementos que den seguridad a los ciudadanos, sin embargo han pasado casi dos años de esta administración y son muy pocos los nuevos agentes que han logrado reclutar.

Actualmente la Secretaría de Seguridad Pública a través de la llamada Fuerza Tamaulipas, se hace cargo de la seguridad en los 43 municipios, con 2 mil 900 policías acreditables, donde además se cuenta con el apoyo del Ejército y de la Secretaría de Marina, bajo el Mando Único.

Se trabaja para contar con policía propia, un estado como el nuestro requiere 10 mil elementos para cubrir el número de habitantes; cuando recibimos el gobierno apenas había 2 mil 700, por lo que es una labor titánica, pero posible, dijo el Gobernador.

Para lograr la meta las autoridades del Estado planean aportar 2 mil policías acreditables cada año; sin embargo, una de las principales problemáticas es reclutar a los candidatos.

La Secretaría de Seguridad Pública, admite lo difícil que es aprobar los exámenes de Control y Confianza, que cuentan con pruebas de polígrafo, sicológicas y toxicológicas.

Además existe una rigurosidad en exámenes de Control y Confianza, desde la evaluación toxicológica, si han sido usuarios de alguna droga no autorizada y la evaluación poligráfica.

A esto se le suma la evaluación sicológica que permite saber si ese individuo puede ser propenso a desviarse de la rectitud que quiere tener en la corporación.

Según las estadísticas, hay muchos aspirantes de buscan pertenecer a la Policía Estatal, pero sólo 30 por ciento pasa las pruebas.

El gobierno de Tamaulipas ha ampliado los lugares de búsqueda a otros estados, siendo los aspirantes en su mayoría de Tamaulipas, de la Ciudad de México, Estado de México, Chiapas, Oaxaca, San Luis Potosí, Veracruz y Puebla.

El problema del nuevo modelo policial es el reclutamiento, donde debido a la situación de violencia que se vive en el estado, hace que los muchachos lo piensen dos veces y hasta la propia familia o amigos, les dicen que no vayan, que es peligroso.

Son los segundos mejor pagados
Los policías de Tamaulipas son los segundos mejor pagados del país, esto de acuerdo al más reciente Diagnóstico Nacional sobre las Policías Preventivas de las Entidades
Federativas, elaborado por la Secretaría de Gobernación.

Actualmente el pago que perciben los elementos de la Policía Estatal de Tamaulipas, supera los 15 mil 900 pesos, es poco más de un 35 por ciento del promedio nacional en referencia que presenta la Secretaría de Gobernación.

Después de Tamaulipas, las entidades que mejor pagan a los policías son Guanajuato con 13 mil 289 pesos, Durango con 13 mil 014 pesos y Baja California Sur con 13 mil pesos.

Con esta oferta el gobierno busca seguir incorporando a la corporación más elementos para lograr la meta que al final del sexenio contar con una fuerza policial de 10 mil policías y el objetivo primordial es que con el incremento de la presencia de policías, se pretende reforzar la vigilancia y medidas de seguridad que hagan sentir a los ciudadanos más seguridad y tranquilidad.

Además información de la Universidad de Justicia y Seguridad del estado, indica que cada año egresan mil elementos graduados en policía de proximidad y reacción inmediata.
Aparte de un sueldo superior a los 15 mil 900 pesos mensuales, reciben becas escolares para sus hijos, bonos para útiles escolares, estancias infantiles, seguro de vida, seguro de gastos médicos y crédito para vivienda, entre otras prestaciones.

..También hay malos policías
Dentro de las filas de la Policía Estatal, también se han presentado hechos donde han quedado de manifiesto la actuación de malos elementos, los cuales en la mayoría de los casos han sido castigados con cárcel o dados de baja de la corporación.

Uno de los casos más sonados fue el de dos agentes de la policía estatal, quienes fueron acusados y sentenciados por el homicidio de un joven en el municipio de Tula, en hechos ocurridos en el mes de agosto del año 2016.

Posteriormente en el mes de noviembre , un policía de Fuerza Tamaulipas, asaltó y después asesinó al dueño de una refaccionaria, donde por fortuna fue detenido y enjuiciado.

En el municipio de Xicoténcatl, cuatro policías estatales fueron detenidos en noviembre de 2017, por los delitos de asociación delictuosa, abuso de autoridad y extorsión.

En el mes de marzo fue detenido el policía estatal Ángel “N”, por el delito de extorsión en contra de un empresario de la ciudad de Mante, Tamaulipas.

El 4 de junio fue detenido el Comandante “Gamaliel”, de la Policía Estatal por el delito de extorsión en ciudad Victoria.

Asimismo el 11 de junio un policía estatal mató de un balazo a un compañero en un hotel de la ciudad de Reynosa.

Nadie sabe a dónde van los cesados
Hasta el momento no existe ninguna institución que dé seguimiento a los policías que son despedidos o que renuncian a las policías en Tamaulipas, por lo que nadie sabe a qué se dedican después de trabajar en la corporación.

CARENCIAS

2,900
elementos
7 mil
faltan
2 mil
policías cada año se deben reclutar
10 mil
policías es la meta por lograr
30%
pasan las pruebas de los aspirantes
15,900
es el pago
que reciben

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS