Familiares velan a Alexander Mora Venancio, hay duelo en Guerrero

08 Dic 2014

El Gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, decretó este domingo tres días de luto por la muerte del estudiante normalista Alexander Mora Venancio, cuyos restos fueron hallados en el basurero de Cocula, de acuerdo a los resultados de las pruebas de ADN realizadas por peritos extranjeros.

Este domingo, Ezequiel Mora, padre de Alexander, familiares y amigos del joven realizan una ceremonia fúnebre en la comunidad de El Pericón, Tecoanapa. Su padre levantó un altar donde colocó las fotografías del estudiante y la de su madre que murió hace cinco años.

“Hubiese querido que a mi hijo ya que lo habían matado lo dejaran en el piso para ir por su cuerpo, pero no, sólo me entregarán fragmentos óseos. Esto de quedar así nada más. Tiene que hacerse justicia”, dijo en la ceremonia el señor Ezequiel Mora.

En una conferencia de prensa, el mandatario estatal, que vestía una guayabera blanca sobre la cual tenía colocado un moño negro en señal de duelo, reconoció que la identificación del joven fue un golpe duro para el estado al mismo tiempo que llamó a las organizaciones sociales que han protestado por la desaparición de los normalistas a dejar la confrontación a un lado y dar paso al diálogo para generar propuestas.

“Hoy estamos de luto, todo Guerrero lo está, todo México lo está, toda la comunidad internacional que se unió al grito de justicia “Ayotzinapa somos todos”, también junto con nosotras lo está”, expresó el Gobernador.

Posteriormente guardó un minuto de silencio en memoria del normalista.

“Como Gobernador anuncio que a partir de este momento se decretan tres días de duelo en todo el estado en memoria de Alexander, Nuestra bandera habrá de ondear durante tres días a media asta”, dijo Ortega Martínez.

El Gobernador ofreció una conferencia de prensa en las instalaciones de un hotel de la zona Dorada en Acapulco.

PADRES EXIGEN INVESTIGAR A AGUIRRE

Padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa aceptaron los resultados de las pruebas de ADN realizadas por peritos extranjeros, con las que se confirmó la muerte de uno de los 43 jóvenes, Alexander Mora Venancio; y exigieron al gobierno federal que inicie un proceso de investigación en contra del ex Gobernador Ángel Ángel Aguirre Rivero y que no se dé “carpetazo” al caso.

En una conferencia de prensa en las instalaciones de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, en Tixtla, Guerrero, señalaron que la búsqueda de los demás jóvenes con vida debe seguir.

Hace unas horas el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, en una conferencia de prensa, confirmó: “con base a los datos establecidos por la Universidad de Innsbruck se determinó que dicha muestra corresponde a un varón que, leo textual, es al menos un billón de veces más probable que se trate del hijo biológico de Ezequiel Mora Chávez, así como hermano biológico de Omar Mora Venancio y de Hugo Mora Venancio en comparación con los de cualquier otro individuo no relacionado”.

“Creemos que la búsqueda en vida debe seguir, es solo una hipótesis que no está plenamente probada”, dijeron familiares de los normalistas.

“Estamos inquietos porque no sabemos si hay relación entre los restos del basurero de Cocula con los del Río de donde encontraron los restos de Alexander”, declaró Manuel Olivares, uno de los abogados de los familiares de los 43.

“No tenemos un vínculo que demuestre que los restos del basurero son los mismos que los del río, por eso exigimos que no se pretenda dar carpetazo”, declaró uno de los padres.

Los familiares de los normalistas exigieron además al gobierno federal sentencie a María de los Ángeles Pineda Villa y José luis Abarca Velázquez por la desaparición de los normalistas y pidieron que cumpla con acuerdos firmados anteriormente en los cuales se establecía que expertos internacionales realizarían un análisis de las declaraciones de los inculpados.

Asimismo pidieron que se investigue al Ejército y que se inicie un proceso de investigación en contra del ex Gobernador Ángel Ángel Aguirre Rivero.

“No vamos a descansar, vamos a seguir luchando”, agregaron.

Horas antes, el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, confirmó en conferencia de prensa que, de acuerdo con el análisis de ADN, uno de los 43 estudiantes normalistas secuestrados el 26 de septiembre pasado está muerto.

Como se dio a conocer, los peritos argentinos responsables de analizar los restos del basurero de Cocula confirmaron a los familiares de Alexander Mora Venancio la coincidencia del ADN con un hueso hallado allí. Alexander, un joven huérfano de madre e hijo de un taxista, oficialmente está muerto.

El Procurador General detalló que lo anterior se determinó de acuerdo al análisis de una de las 17 muestras que mandaron a la Universidad de Innsbruck, Austria, la cual fue sometida a procedimientos de extracción de ADN nuclear, y con los procedimientos comparativos que se realizaron.

Ayer por la tarde empezó a circular la información de que al menos una de las pruebas de ADN realizadas en los restos hallados en Cocula coincidían con los del estudiante Alexander Mora Venancio.

Los padres de la víctima, que venían al Distrito Federal para participar en la movilización que se llevó a cabo ayer, pero regresaron a Guerrero “destrozados” al recibir la información, según narraron otros familiares.

 

Agencia:
Fuente: SinEmbargo

RELACIONADAS