Guarura de Cabeza de Vaca agrede a reportero

15 Ago 2015

Uno de los escoltas del senador de la República, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, agredió al fotoperiodista Aníbal Martínez Reyes, a quien le dijo que lo iba a matar, pero que antes de hacerlo le iba a dar “una chin…” para que sufriera.

Durante la acción, el guarura portaba una rifle de asalto R-15.

Los hechos sucedieron a las 18:18 horas de ayer frente a las oficinas del Comité Directivo Estatal del PAN, calle 21 y 22 Berriozábal, cuando el agresor se encontraba en doble fila a bordo de camioneta Suburban blindada, placas XJJ-16-25 del Estado de Tamaulipas.

El estar mal estacionado impedía el paso de las unidades que circulaban por el carril de la derecha.

El vehículo del fotoperiodista quedó en la parte de atrás, esperando una oportunidad para tomar el carril de la izquierda, toda vez que la camioneta de Cabeza de Vaca no se movía por ningún motivo.

Sin embargo, un gran número de conductores comenzó a embotellarse por la actitud prepotente del escolta, por lo que comenzaron a sonar sus bocinas para exigir que al guarura que despejara la calle.

El fotoperiodista en ningún momento hizo sonar su bocina.

Fue tanta la insistencia de los conductores, que ocasionó el enojo del escolta, quien se bajó de la Suburban con el arma de cargo y se dirigió al carro Nissan del fotoperiodista.

El escolta del Senador le grito: “¡Que chingaos traes!”, a lo que Aníbal Martínez contestó que la camioneta estaba mal estacionada y que el fotoperiodista no había accionado su claxon.

Esto enfureció más al arbitrario guardaespaldas, quién le siguió reclamando por una acción que Aníbal Martínez Reyes no había cometido.

El escolta estaba fuera de sí, actuaba como un demente y no entendía razones, inclusive sus ojos estaban desorbitados, característica de las personas que consumen drogas.

El escándalo que armaba el escolta se escuchó hasta las oficinas del CDE del PAN, por lo que la militante de ese partido, Marisela Patiño, quien se encontraba en la banqueta, se acercó para tratar de calmar al escolta.

Tras el escándalo que seguía armando el guarura de Cabeza de Vaca, repentinamente salió del edificio el periodista Arturo Rosas, y al darse cuenta del problema le exigió al agresor que se calmara, lo que finalmente ocurrió.

El escolta finalmente estacionó debidamente la Suburban y posteriormente ingresó al edificio del CDE del PAN y se fue a uno de los pasillos.

Desde la calle, Aníbal Martínez le tomó una foto al belicoso y prepotente individuo, quien al percatarse que era captado le gritó: “Pásale al edificio para partirte tu madre”.

Ante la amenaza de muerte que le lanzó el guardaespaldas de Cabeza de Vaca, el fotoperiodista Aníbal Martínez, en su página web “El Reportero de Tamaulipas”, publica que hace responsable de cualquier cosa que le pueda pasar al sujeto que lo agredió.

Agencia:
Fuente: Hora Cero

RELACIONADAS