Guía para ‘domar’ tu cartera 2018

10 Ene 2018

¿Sabes gestionar bien tu dinero? Si eres parte del 63 por ciento de los mexicanos que no tiene ningún tipo de registro de sus gastos, según la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, quizá tengas ‘rotos’ tus bolsillos.

Pero con la llegada del nuevo año, un propósito puede ser alcanzar tus metas financieras. ¿Cómo conseguirlo? Comienza con un presupuesto familiar.

1. Identifica tus ingresos y gastos fijos

De acuerdo con Principal, puedes empezar sumando el sueldo de los integrantes de la familia que aportan al hogar e incluir entradas adicionales, como aguinaldo y bonos, y a este total restar los gastos fijos, como renta o hipoteca, servicios de gas, luz, agua y colegiaturas.

En la sección de gastos fijos debes incluir las deudas a meses con o sin intereses que se tengan. Con este simple cálculo, tendrás un estimado mensual y anual de los gastos familiares, pero lo más importante es que sabrás cuánto puede ahorrar tu familia y te permitirá fijar límites y un presupuesto para lograr objetivos al final de año. Recuerda que el mes de enero es esencial para mantener el control durante el resto del año.

2. Despídete de lo innecesario

Si tu presupuesto es muy justo o en números rojos, puedes comenzar eliminado los gastos que son innecesarios. Por ejemplo, si cada mes pagas un servicio de televisión por cable, pero lo usas muy poco, es un gasto que podrías eliminar.

Los gastos que no aportan un beneficio pueden llegar a convertirse en “gastos hormiga” y afectar tu economía.

Lo importante es hacer una evaluación honesta y eliminar todo lo que no sea necesario. Es importante que la familia tenga un propósito común y que todos se comprometan a lograrlo.

3. Tener un fondo de emergencia

Para Profuturo, si destinas parte de tus ingresos a un fondo de emergencia podrás estar preparado ante cualquier contingencia económica, como un accidente, compostura de auto o un despido laboral. Este dinero te ayudará a cubrir los gastos inesperados y a que no pierdas el balance en tus otros gastos personales.

4. Piensa que no toda la vida vas a ser joven

Muchas personas dejan fuera de la planeación financiera su ahorro para el retiro, pues lo ven como un “gasto” o prefieren usar ese dinero para lo más inmediato, al ver muy lejano su retiro.

Sin embargo, tanto Principal como Profuturo coinciden en que cuanto antes empieces a ahorrar para tu retiro es mejor. Sugieren a todas las personas que cuentan con ingresos fijos, destinar al menos 10 por ciento del ingreso mensual al ahorro voluntario en tu Afore.

Agencia:
Fuente: El Financiero

RELACIONADAS