‘Hablaron mucho y América está en la semifinal’

01 Dic 2014

Regañón, “El Turco” Antonio Mohamed se cobra, al término del estresante clásico frente a los Pumas, cada uno de los reproches en los distintos medios.

 

“Siempre digo lo mismo, todo lo que dijeron estos días. Luego agarran el micrófono y lo desmienten”, expone, tras escuchar los elogios del reportero de televisión. “Hablaron sin esperar el resultado final y criticaron de más, pero lo borran con el codo y no pasa nada”.

 

“Hablaron mucho… Y América está en la semifinal. Que no ganan los clásicos… Gracias por darme gasolina para darle para adelante. ¿Qué más?”.

 

Así comienza la exposición del director técnico de las Águilas, que ya están en la antesala de la gran final.

 

“Había que ganar y pasamos. Los partidos los disfruto y me gusta todo el entorno del futbol. No me gusta cuando se descalifica antes de tiempo. Ya ocurrió en esta semana, en muchísimas ocasiones, eso es lo que no me gusta”, insiste. “Después, la crítica es parte del juego. Había que ganar y se ganó. El equipo, con mucho coraje”.

 

Después del concierto de reclamos, “El Turco” rinde tributo a sus Águilas, las cuales, dice, jugaron con el corazón: “Un agradecimiento a los jugadores que dejaron todo en la cancha, ellos enaltecen el trabajo de un entrenador y la directiva. Estamos agradecidos. Y estamos muy bien, fuertes, en espera de ver qué rival es el que nos toca”.

 

Enseguida, explica: “El primer partido fue muy táctico, el segundo fue de corazón. Hoy no se puede analizar la parte táctica, sino la entrega y no rendirse nunca. Veremos qué rival nos toca. Hoy [ayer] el equipo se entregó en la cancha y con el corazón”.

 

Cuestionado sobre el hecho de ganar su primer clásico en el campeonato, asegura orondo: “Todo los [clásicos] que perdimos te los regalo. En aquellos no pasó nada, estamos en semifinales, aunque a muchos no les gusta. Me quedo con el juego de hoy [ayer]“.

 

Asimismo “fuimos ambiciosos, pudo haber ganado cualquiera y siempre estuvimos con vida. Fue una serie muy buena, apasionada y se jugó como un clásico, con los dientes apretados. Nos sirvió lo que hicimos al ser superlíderes, porque empatamos en todo y la posición en la tabla nos dio el pase”.

 

Esta vez, reitera, “el equipo salió más ambicioso. La idea era aprovechar espacios y lo hicimos. Son días. La responsabilidad, cuando no ganamos, es mía. Hoy [ayer] el mérito es de ellos”.

 

Y para rematar, destaca que ni está firme con el América para el próximo torneo ni está fuera…

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS