Investiga Profepa desechos clínicos. Restringen área del tiradero

18 Jul 2017
Comparte:Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Se informó que por la cantidad de basura que se encuentra en la brecha de camino viejo a Corrales, las familias que viven alrededor no corren peligro.

Reynosa, Tam.- Una exhaustiva investigación estará haciendo la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para determinar la procedencia de desechos biológicos infecciosos que fueron dejados en el camino viejo a Corrales.

El Mañana dio a conocer que algunos carretoneros están recolectando desechos peligrosos de algunos hospitales y que posteriormente los dejan en brechas o terrenos baldíos de la ciudad.

Por ello, personal de la Profepa acudió a esta zona a fin de verificar la basura infecciosa que en su mayoría son jeringas, gasas, algodones, sábanas, botellas de suero y medicamento.

Cabe destacar que la Profepa realizará esta investigación y determinará a qué hospital pertenece esta basura, a fin de aplicar sanciones e incluso multas.

Se informó que se pedirá el apoyo de una empresa recolectora de residuos infecciosos para que retiren estos desechos y les den un confinamiento adecuado.

Se estableció que se hará una revisión de documentación en los hospitales de tres años a la fecha para establecer dónde depositan sus desechos infecciosos y si coincide con la empresa autorizada para la recolección.

Los hospitales deben contar con bitácoras, manifiestos y registros, ya que cada año están obligados a presentar la Cédula de Persona Anual.

En esta cédula se debe tener el registro de la cantidad de desechos, a dónde los envían y porqué medios.

En Reynosa, la única empresa para la recolección de esta basura es Residuos Industriales y Biológicos Infecciosos Salinas Garza.

Esta empresa brinda servicio a los hospitales en la ciudad y posteriormente los desechos los envía a una empresa en Monterrey y otra en Altamira, que les da destino final.

Se informó que por la cantidad de basura que se encuentra en la brecha de camino viejo a Corrales, las familias que viven alrededor no corren peligro.

Entre estos desechos, no hay “patológicos”, que sí pondrían en peligro a las personas.

Por el momento la Profepa restringirá el área a fin de que los ciudadanos no se acerquen.

La recomendación, dijeron, es que no intenten tomar jeringas o material que pudiera estar contaminado para evitar algún posible contagio.

Respecto a los carretoneros que están transportando este material indicaron que es de suma importancia, que no toquen estos desechos a fin de evitar que se contagien de alguna enfermedad.

Agencia:
Fuente: El Mañana

RELACIONADAS