La violencia no cede en Tamaulipas

25 Mar 2015

Casi 350 personas fueron asesinadas en los dos primeros meses de este año en Tamaulipas y Jalisco, estados donde contrario al balance nacional, los homicidios subieron en comparación con 2014. En Guerrero, los crímenes tuvieron una marginal reducción pero el número de personas secuestradas se duplicó.

Se trata de las entidades que junto con Michoacán, fueron identificadas el año pasado por el presidente Enrique Peña Nieto como prioritarias por su nivel de violencia y la debilidad de las instituciones locales de seguridad.

Luego de la crisis desatada por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa en 2014, el mandatario anunció un decálogo de acciones y reformas para mejorar las condiciones de seguridad en el país y enfrentar de forma más eficiente a los grupos del crimen organizado.

El presidente reconoció que era esfuerzo a escala nacional que requeriría de una cantidad importante de recursos y tiempo, por lo que anunció cuatro estados que de acuerdo con la evaluación del gabinete de seguridad serían los primeros en los que se comenzaría a trabajar.

Se ampliará el despliegue de las fuerzas federales, principalmente en los municipios de los estados de Guerrero y Michoacán. También he instruido que se incremente el apoyo de las fuerzas federales en los municipios que lo requieran de Jalisco y Tamaulipas” dijo Peña Nieto en ese momento.

Las cifras actualizadas de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, parecen darle la razón al presidente en cuanto a la situación crítica en dichos estados que de hecho, persiste en el arranque de 2015.

A nivel nacional, en el primer bimestre de este año se iniciaron dos mil 538 averiguaciones previas por homicidio doloso con un total de dos mil 829 personas asesinadas, lo que representa una reducción, aunque mínima, de poco más del 4.5 por ciento respecto al número de denuncias y víctimas en comparación con 2014.

En secuestros, el registro fue de 188 casos con 244 plagiados en enero y febrero en todo el país, que es una baja del 24 por ciento en víctimas y del 32.7 por ciento en denuncias iniciadas en las procuradurías estatales.

Sin embargo, en Tamaulipas, Jalisco y Guerrero el balance es contrario. Solamente Michoacán, de los estados señalados como prioritarios, registró caídas contundentes en los asesinatos y secuestros.

 

Agencia:
Fuente: Animal Político

RELACIONADAS