Las flores de María tienen una buena causa

26 Mar 2018

Doña María Guadalupe tiene 60 años, es una mujer muy trabajadora, a diario se instala en diferentes cruceros de la ciudad ofreciendo las flores que ella misma elabora, los que logra obtener de la venta sirve para atender a su marido, el cual tiene un padecimiento en los riñones.

Siempre han sido vendedores a ambulantes, pero desde hace dos años elabora este tipo de flores, su hijo que vive en otro estado de la república fue quien le enseñó y tarda hasta veinte minutos elaborando cada flor.

No siempre le va muy bien, dice que en ocasiones solo llega a vender 10 flores en todas las horas que está instalada en cada crucero.

“Con lo que obtengo de la venta de las flores yo voy y compro el material que utilizo y así es como le hago todo el tiempo” indicó María Guadalupe.

Ellos son originarios del estado de Puebla, llegaron a Matamoros obligados por la pobreza y por las ganas de tener un mejor futuro, muy pronto se irán unos días a ese estado, pero regresarán a la ciudad al cabo de unos cuantos meses.

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS