Messi, leyenda: hat trick para ser el máximo goleador de la historia

23 Nov 2014

"Liga española
En el partido que Barcelona goleó 5-1 a Sevilla, La Pulga llegó a los 253 goles, dos más que Telmo Zarra, quien mantuvo su récord por casi 60 años"

Es una leyenda viva del fútbol. Está considerado como el mejor jugador del momento, tal vez sólo superado por Diego Maradona para algunos. Y en la tarde del 22 de noviembre de 2014 escribió otro de los capítulos gloriosos de su historia, al convertirse en el máximo goleador de la Liga española, con 253 goles, dos más que el vasco Telmo Zarra, quien ostentó durante 59 años ese récord. Convirtió tres goles en el triunfo por 5-1 de Barcelona a Sevilla en el Camp Nou.

Tres partidos sin marcar y toda la presión sobre sus espaldas. Pero nada le pesó a Lionel Messi cuando a los 20 minutos, después de una infracción que le cometieron en la puerta del área, por detrás de la medialuna, se hizo cargo del tiro libre. La Pulga puso la pelota por el costado de la barrera y la clavó en el ángulo, para festejar después de tres partidos e iniciar el camino de una noche histórica.

En el arranque del segundo tiempo, a los 2 minutos, mientras los ojos estaban todavía puestos en el récord de Messi, el desborde de Vitolo y la mala salida del arquero Bravo terminó en el gol en contra de Jordi Alba, para igualar el partido en el Camp Nou.

Sin embargo, un minuto más tarde, Neymar volvió a poner en ventaja al Barsa, con un cabezazo del brasileño después del tiro libre de Xavi.

Messi-felicitado-companero-pelota-EFE_CLAIMA20141122_0175_27

A los 20 minutos, la cuenta volvió a aumentar a favor de Barcelona. Pero no fue Messi el autor del gol. Suárez enganchó en la derecha y puso la pelota justo en la cabeza de Rakitic, quien entró en soledad para anotar el 3-1. El polaco, por su pasado en el Sevilla, no lo gritó.

Messi deseaba tanto su segundo gol que a los 26 minutos al fin lo alcanzó. La Pulga inició el contragolpe y la tocó a la izquierda para Neymar, quien metió el pase raso para que Messi o Luis Suárez definieran. Leo llegó primero con su pierna menos hábil, la derecha, y entonces alcanzó su gol 252 en la Liga española para ser el único máximo artillero. Sus compañeros lo lanzaron por el aire en clara reverencia por los éxitos del 10, que entonces fue hasta la cámara, se llevó el dedo pulgar a la boca y le dedicó el récord a su hijo Thiago.

No fue el último gol en la noche de Barcelona. Cinco minutos más tarde, después de una pared con Neymar, impactó con su zurda la pelota que se metió pegada al palo para el 5-1 de Barcelona en una jornada histórica para el argentino y para todo el fútbol español. Como frutilla del postre, al finalizar el partido, el club mostró en la pantalla del Camp Nou los goles con los que Leo conquistó otro récord. Vergonzoso, como es su costumbre, atravesó el pasillo que le hicieron sus compañeros y se fue al vestuario con la cabeza gacha pero con una sonrisa inmensa.

Real Madrid sigue en la punta. Antes del encuentro entre Barcelona y Sevilla, el líder Real Madrid (27) le ganó 4-0 a Eibar como visitante y se aseguró mantenerse como líder este fin de semana, con 30 puntos. Los goles fueron convertidos por el colombiano James Rodríguez, el portugués Cristiano Ronaldo (en dos oportunidades, uno de penal) y el francés Karim Benzema.

Más temprano, en tanto, el Atlético de Madrid de Diego Simeone, con Cristian Ansaldi como titular, derrotó 3-1 a Málaga en el Vicente Calderón. Tiago, Antoine Griezmann y Raúl Jiménez marcaron para el local y Roque Santa Cruz lo hizo para los andaluces.

 

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS