Regreso a clases sin problemas de sueño

11 Ago 2015

Un nuevo año escolar está por comenzar y los niños deben regresar a sus labores académicas, descansados y sin problemas de sueño. Durante las vacaciones, los niños cuentan con una rutina de sueño distinta. Pueden dormir más tarde y despertar en cualquier horario. El regreso a clases es un cambio a esta costumbre.

La asociación de atención médica, investigación y educación, Mayo Clinic, publicó en 2013 una lista de sugerencias, basada en la opinión de los expertos, sobre algunas técnicas para mantener la salud y ajustar las horas de sueño de los pequeños.

Fuera dispositivos electrónicos 

Diversos estudios han comprobado que la luz que emiten los dispositivos móviles como celulares, videojuegos y tabletas, dificultan conciliar el sueño. Una de las opciones es que los pequeños no tengan cerca estos aparatos electrónicos antes de dormir. El médico Suresh Kotagal, especialista en el sueño infantil del Centro Pediátrico de Mayo Clinic, aseguró que lo ideal es que ni la luz, ni las alertas de los dispositivos, perturben el sueño de los pequeños, especialmente previo a una jornada de clases.

Control de ansiedad 

El cambio que representa iniciar un nuevo año escolar resulta inquietante para los pequeños, a tal grado que puede hasta provocar insomnio. De acuerdo con los especialistas, los estudiantes necesitan la atención de un adulto que los tranquilice y asegure que ese nerviosismo es “normal”, ya que es común que los cambios causen temor.

Sin cafeína 

La actual variedad de bebidas que existen, además de incluir altos niveles de azúcar, cuentan con cafeína. Ambas sustancias pueden afectar las rutinas de sueño de los niños, alterando su metabolismo e impidiendo su descanso. Lo más recomendado por expertos es que se evite el consumo de éstas o se dejen de beber por la tarde.

Actividad física 

Que los niños tengan un sueño regular suele estar relacionado con las actividades que realiza. Durante el día, los pequeños deben practicar algún deporte o actividad que, por las noches, les permita agilizar los patrones de sueño y que, de alguna manera, comience a acostumbrar al cuerpo a las labores escolares que retomará.

Horarios rutinarios una semana antes 

Preparar a los niños con unos días de anticipación hará que las primeras semanas del regreso clases no sean tan pesadas y agotadoras.  Lo ideal, según los especialistas, es instituir una hora más temprana para costarse y otra para despertar. Esto provocará que los niños recuperen esos hábitos que tenían antes de las vacaciones.

Aunado a esto, los especialistas recomiendan mejorar hábitos alimenticios y realizar chequeos médicos constantes para mantener una buena salud que no afecte en sus diversas actividades escolares de los niños.

Agencia:
Fuente: Vanguardia

RELACIONADAS