Tanorexia: la obsesión por estar siempre bronceado

12 Ene 2015

¿Tienes una necesidad obsesiva por lograr un bronceado perfecto? Quizás sufres de tanorexia,  un nuevo trastorno que consiste en una obsesión por estar permanentemente bronceado, llegando incluso a poner en riesgo tu salud física  y mental.

Los tanoréxicos no pueden vivir sin exponerse regularmente a las camas solares, sin considerar los riesgos que la sobreexposición a los rayos ultravioleta provoca sobre la salud.

Una publicación de la Revista Buena Salud aclara en qué cosiste esta obsesión y cuáles son los síntomas. Revisa a continuación los detalles:

¿Qué es la tanorexia?

Quienes sufren este trastorno se ven poco bronceados y nunca están satisfechos con su color de piel, aunque estén muy morenos. Se trata de algo muy parecido a lo que sufren aquellas personas con anorexia o bulimia que consideran que tienen sobrepeso, cuando en realidad son mucho más delgados que el promedio

El tanoréxico puede creer que tiene un tono pálido de piel, cuando posee un bronceado intenso. Incluso, algunas personas llegan a experimentar un color marrón oscuro muy poco saludable.

Estas personas experimentan una pérdida del control de sus límites y se esmeran en exponerse al sol o invertir mucho dinero en sesiones de rayos UVA, dañando su piel para el resto de su vida.

¿Cuáles son los síntomas?

– Angustia y mal humor ante la pérdida de una sesión de sol o de rayos UVA.

– Ansiedad excesiva por no perder el tono de bronceado ganado.

– Frustración crónica sobre el propio color de la piel: la persona afectada está convencida que su tono es más claro de lo que realmente es.

– En algunos casos, la sensación de la falta de horas de sol puede provocar la pérdida de apetito.

– Los casos extremos pueden padecer un trastorno dismórfico corporal. Es decir, un trastorno mental en el que la persona es excesivamente crítica en relación a su físico o imagen.

Agencia:
Fuente:

RELACIONADAS