Turquía mata a tiros a 8 refugiados sirios que intentaban cruzar la frontera

20 Jun 2016

Tres niños, cuatro mujeres y un hombre fueron acribillados por los guardias fronterizos

El drama de los refugiados adquiere tintes cada vez más trágicos. Ocho personas han sido asesinadas a tiros por la policía turca cuando intentaban cruzar la frontera desde Siria. 6 de los muertos eran de la misma familia.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el pasado sábado tres niños, cuatro mujeres y un hombre fueron acribillados en el momento en el que estaban intentando entrar ilegalmente a Turquía. Uno de los niños, tan solo tenía 6 años.

«Hemos enviado a nuestros activistas al hospital de ahí, tenemos el vídeo de los cuerpos pero no lo hemos publicado porque hay niños involucrados», asegura el fundador del observatorio Rami Abdelrahman.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, tres niños, cuatro mujeres y un hombre fueron acribillados en el momento en el que estaban intentando entrar ilegalmente a Turquía

Según denuncias de organizaciones como Humans Rights Watch, estano es la primera vez que Ankara decide abrir fuego contra los refugiados. Desde el inicio de 2016, los guardias habrían asesinado a tiros a un total de 60 personas.

A pesar de que Turquía ha desmentido en numerosas ocasiones las acusaciones alegando que los guardias solo disparan a personas armadas, los casos de tiroteos se llevan produciendo desde 2013 y han aumentado desde que la Unión Europea comenzara a presionar a Turquía para que frenara el flujo migratorio.

Aunque Turquía es el país que más refugiados sirios ha acogido, cerca de 3 millones de personas, ahora la política de puertas abiertas parece llegar a su fin. Actualmente, el país está construyendo un muro a lo largo de su perímetro sur haciendo cada vez más difícil la entrada de personas que huyen de la guerra.

Humans Rights Watch denuncia que esta no es la primera vez que Ankara decide abrir fuego contra los refugiados. Desde el inicio de 2016, los guardias habrían asesinado a tiros a un total de 60 personas

Ankara asegura, sin embargo, que este muro tiene como función controlar la entrada de terroristas del Estado Islámico. Aún así, la frontera se encuentra en estos momentos técnicamente cerrada.

En términos legales, el Estado turco trata a los refugiados como huéspedes temporales y no como refugiados con derechos bajo los términos de la Convención de 1951 de la ONU. Esto supone que la gran mayoría de sirios ni siquiera tienen derecho a trabajar en Turquía.

Pese a que bajo estos términos los niños sirios sí pueden acudir a las escuelas,UNICEF sostiene que unos 350.000 niños no están en el sistema educativo y se ven obligados a realizar trabajos infantiles.

Agencia:
Fuente: PlayGround

RELACIONADAS