¿Verano en la playa? Este año será 28% más caro

11 Jul 2017
Comparte:Tweet about this on TwitterShare on Facebook

“Se incrementó tanto la demanda este año que los precios subieron, hay muchos viajes de grupos de convenciones”, comentó a El Financiero Armando Bojórquez, dueño de la agencia Viajes Bojórquez.

Viajar por avión a un destino de playa tradicional en México como Cancún, Riviera Maya, Vallarta, Los Cabos, Huatulco o incluso Mazatlán, cuesta en promedio 3 mil 350 pesos por persona en viaje sencillo para estas vacaciones de verano, 28 por ciento más que igual temporada del año anterior.

Además, respecto a moverse en temporada baja, como junio o septiembre de este año, resulta 45 por ciento más caro.

Los destinos mencionados reciben alrededor del 90 por ciento de los viajeros de placer en la República Mexicana.

Especialistas explicaron que el encarecimiento del transporte es producto de varios factores, incluida la poca diversidad de destinos de playa nacionales, además de la mayor demanda que ejercen los viajeros mexicanos al evitar salir al extranjero por el encarecimiento de los destinos estadounidenses, al tiempo que aumenta la llegada de más foráneos, que aprovechan la depreciación del peso frente al dólar.

“Se incrementó tanto la demanda este año que los precios subieron, hay muchos viajes de grupos de convenciones”, comentó a El Financiero Armando Bojórquez, dueño de la agencia Viajes Bojórquez.

Entre enero y mayo de este año el tráfico de pasaje aéreo en México se incrementó 12.3 por ciento de forma anual. Una aceleración respecto a la tasa de crecimiento del mismo lapso de 2016, cuando el flujo de viajeros aumentó 11.4 por ciento, refieren los datos de la DGAC.

En cuanto al número de personas que salieron del país, los datos del Banco de México revelan que en el primer cuatrimestre de 2016, en comparación con el mismo periodo del año pasado, dejaron de viajar 4.5 por ciento o 273 mil personas, e incluso los expertos calculan que este año un millón 500 mil no abandonarán ‘tierras aztecas’.

En contraste, los que llegaron a México entre enero y abril de 2017 se incrementaron 8.9 por ciento anual, que equivale a un millón 23 mil personas más que tocaron suelo mexicano.

“Es un regalo para los estadounidenses venir a Playa del Carmen o El Caribe Mexicano, además de bonito ya es más barato”, dijo un ejecutivo de la Internacional Road Transport Union.

En las pasadas vacaciones de Semana Santa, INEGI dio cuenta de un aumento generalizado de los precios de transportación y hospedaje. En abril pasado, la inflación a tasa anual en transporte aéreo se ubicó en 17.9 por ciento anual, y un mes después se redujo a 6.9 por ciento. En el caso del hospedaje, en abril el alza de precios fue de 9.5 por ciento a tasa anual, la mayor desde hace seis años y medio.

empresas

Saturación del AICM frena oferta

La oferta de vuelos en México se ha visto afectada, principalmente en el aeropuerto de la capital del país.

Agustín González, presidente de la Asociación Nacional de Agencias de Viajes, explicó que la oferta de vuelos enfrenta este verano impactos por el tipo de cambio, aumento en el precio de la turbosina y también el efecto de saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

“Normalmente para viajar a Cancún el precio es de 2 mil pesos, pero en temporada alta llega hasta los 7 mil pesos”, añadió.

Alexandro Argudín, director general del AICM, estimó recientemente que la tasa de crecimiento de vuelos se reducirá a cero a finales de año, debido a que el aeropuerto ya está saturado o con vuelos cada minuto desde las 6 a las 24 horas.

Una falla en el sistema de radares del aeropuerto capitalino provocó el retraso de decenas de vuelos. (Eladio Ortiz)

En el caso de los hoteles, en promedio para este verano se reportó un incremento promedio de 33 por ciento. Por ejemplo, para hospedarse en el Barceló en Riviera Maya, en lugar de pagar 2 mil 400 la noche, ahora se tendrán que desembolsar 3 mil 800 pesos.

“Las aerolíneas y los hoteleros tienen sus tarifas indexadas en dólares, y aunque se vio ya una recuperación del peso, el dólar es más caro que hace un año, entonces cuando aumentan los precios de boletos de avión o de noches de hotel hay quienes lo pueden pagar porque son extranjeros o los viajeros nacionales de alto poder adquisitivo”, explicó Bojórquez.

Por otro lado, el incremento en la demanda no tiene contrapeso. La oferta turística en México es la misma.

José Ángel Gurría, secretario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), expuso en febrero pasado que el modelo de negocio nacional comenzaba a ser vulnerable al estar focalizado en los mismos grandes polos turísticos.

En México, según los especialistas, más del 90 por ciento de los viajeros visitan los destinos los tradicionales de playa, los cuales en temporadas altas y últimamente en puentes de fin de semana elevan sus ocupaciones promedio a cerca del 90 por ciento.

“Es por eso que se debe pensar ya en hacer más conexiones aéreas entre playas y destinos culturales o de naturaleza”, comentó Fernando Olivera, secretario de turismo de Guanajuato.

Agencia:
Fuente: El Financiero

RELACIONADAS