Alas de papel

19 Jul 2021

Beatriz Martinez

¿ES MALO TENER EXPECTATIVAS ALTAS? 

Nueva pregunta, mismo tema: ¿Es malo tener expectativas altas? ¿Será malo ponerse una idea de cómo debe ser y qué debe hacer la persona de la cual nos enamoremos? ¿Hasta qué punto deberíamos obedecer y regirnos por nuestras expectativas?

Algunos tienen una idea bastante clara de cómo sería su persona ideal, su ejemplificación de perfección en el sexo opuesto ya sea físicamente o hablando de su manera de ser.

Es normal tener este tipo de pensamientos, es normal soñar con encontrar a alguien así algún día pero imponernos barreras o desechar oportunidades por estos estereotipos que nosotros mismos imponemos me parece algo innecesario.

¿A qué me refiero? Muchos se habrán preguntado: ¿Será qué busco demasiado? ¿Será que no encontraré a alguien con todo lo que busco?

La respuesta es sencillamente no. Bueno, quizá esa respuesta fue un poco cruda pero la verdad es que inclusive cuando encuentres a alguien que llene prácticamente todas tus expectativas tendrá algún problema, algún defecto, algún detalle que hará que deje de ser 100% perfecto pero, ¿cuál es el problema con esto?

Claro que está bien tener expectativas altas, sino simplemente nos conformaríamos con el cariño a medias de cualquiera lo cual por razones de respeto propio está complemente mal (debemos saber qué es lo que nos merecemos) pero creo que tampoco sería ideal o humano buscar a una persona que cumpla totalmente con los requisitos.

¿Y si te sientes atraído/a por alguien totalmente opuesto a lo que tu estás buscando? No deberías dejarlo ir por el simple hecho de que no es lo que exactamente estás buscando.

Sin embargo creo que se necesita tener un balance entre buscar algo y no buscar nada. No se trata de tener expectativas tan altas que nadie podrá alcanzar pero tampoco de decirnos a nosotros mismos que debemos estar felices con alguien que no nos trata cómo debería o no es para nada lo que buscamos si realmente no nos hace feliz.

Tengo una amiga la cual es bastante, bastante, BASTANTE especifica con qué es lo que busca en alguien. Lleva bastante tiempo intentando encontrar a alguna persona que logre cumplir con todos los requisitos…

Cosa que no parece suceder pronto. Por otro lado, tengo otra amiga que logró encontrar a alguien que cumplía prácticamente con todo excepto por un “pequeño” (gran) defecto.

Tampoco se trata de justificar los errores del otro simplemente porque en todo lo demás es “perfecto”.

Cuando terminaron continuamente repetía “¡Pero es que él era todo lo que yo buscaba!”.

Pienso que al tener a alguien que estuviera tan cerca de cumplir sus expectativas terminó idealizándolo bastante. Pero también supongo que debe dar miedo, ¿no? Hallar a alguien que nos haga tan felices, que sea lo que buscamos por tanto tiempo y luego tener que dejarle ir.

Es necesario hacerlo en la mayoría de los casos pero debe ser aterrorizante pensar en “¿Y ahora? ¿Dónde encontraré a alguien igual de bueno?”.

Al parecer algo que abruma a muchos ya sea después del final de una relación o cuando aún no se tiene una es esa pregunta, dónde se supone que lograrán encontrar a alguien.

No sé qué tanto aplique esto para todos los casos pero en general, el mundo está lleno de personas, ¿saben? No somos un pequeño grupo de humanos. Estamos rodeados unos de otros a diario, cada día, cada hora. Hay tanta gente, tantas personalidades, tantas historias y nos aterra el hecho de no encontrar a alguien.

No digo que sea tan fácil establecer contacto con alguien o que sea sencillo intentar encontrar a alguien nuevo, definitivamente es difícil y toma esfuerzo pero es posible así que no creo que sea algo por lo cual debamos abrumarnos. Si alguien está lejos (kilómetros, años luz) de ser lo que queremos en alguien no deberíamos continuar porque “quizá vaya a mejorar” o porque “tal vez él/ella cambiará”. La gente cambia, sí, las cosas también mejoran pero debemos saber detectar cuando estamos en un tren sin rumbo.

En resumen, opino que debemos tener una idea de qué es lo que estamos buscando en esta vida (no sólo en este aspecto sino en todos) para no estar totalmente tranquilos y escoger la primer oportunidad que tengamos pero no dejar que esta idea nos detenga de encontrar más cosas, que nos abra caminos en lugar de construir barreras.

Claro que hay que saber de lo que somos dignos, pero tampoco podemos exigir la perfección en alguien, nosotros mismos no somos perfectos.

Creo que descubrir los defectos de alguien y no considerarlos exactamente defectos sino características de él o simplemente aceptar dichos defectos (siempre y cuando sean pequeños y nada que ponga en riesgo la relación o nos dañe) es una muestra de amor que no cualquiera da.